Ciudad de Houston

Departamento de Salud y Servicios Humanos de Houston

News Release

HDHHS Office of Public Affairs

Contact: Porfirio Villarreal at 713-794-9021

May 22, 2001

 

Las precauciones pueden prevenir

los ahogos, lesiones en albercas

Muchos niños de Houston dan la bienvenida a las vacaciones de verano dirigiendose a la piscina más cercana. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Houston le recuerda a los padres que la supervisión constante es la clave más importante para la prevención de ahogos u otras lesiones en las albercas.

En el Condado de Harris, los ahogos fueron la segunda causa principal de lesiónes mortales pero no intencionales en los niños durante 1998 y 1999, según un informe reciente del Houston/Harris County Child Fatality Review team, un equipo que analiza las causas de muertes en la niñez. El informe también encontró que la falta de una supervisión adecuada fue uno de los factores en el 66 por ciento de los ahogos.

Se recomienda que mientras los niños juegan en la piscina, los padres cesen otras actividades tales como el leer un libro, cortar el césped, trabajar en un vehículo o hablar por teléfono por que estas pueden distraerlos. Los niños pueden ahogarse sin hacer ningún ruido.

Otras medidas de seguridad mientras los niños juegan en albercas incluyen:

• Nunca se debe correr ni pelear en broma alrededor de las albercas. La superficie es muy resbaladiza cuando está mojada.

• Mantenga los juguetes y mascotas alejadas de la alberca ya que pueden causar a un niño que caiga al agua.

• Para evitar un ahogo, nunca coma o mastique goma de mascar mientras nada, se salta de clavado o juega en el agua.

• Inscriba a niños de 4 años o máyores en clases de natación enseñadas por instructores calificados. Las clases de natación no se recomiendan para los niños menores de 4 años y no automáticamente protegen a un niño de un ahogo.

• Aconseje a los niños que nunca naden solos en una alberca o sin supervisión en cualquier otro lugar. Los padres deben enseñar a sus niños que siempre deben nadar con un amigo.

• Instale alrededor de la alberca una cerca con barras verticales separadas por no más de cuatro pulgadas y puertas que se traben y cierren automáticamente. Evite dejar sillas u otros muebles junto a la cerca pues un niño podría utilizarlos para subir y entrar a la piscina.

• Aprenda resucitación cardiopulmonar. Esto se recomienda a los padres y los propietarios de una alberca.

Los accidentes de clavados pueden resultar en una quadriplegia o causar a los niños que se golpeen la cabeza si la alberca no es lo suficientemente profunda. Se recomienda que al saltarse de clavado los pies entren a las albercas primero o que los niños entren con las manos hacia adelante para poder guíarse a la superficie y evitar golpes con el fondo o los lados de la piscina.

Los niños nunca deben saltarse de clavado en piscinas inflables o aquellas sobre suelo; son demasiado bajas y no estan diseñadas para clavados. La Cruz Roja americana recomienda nueve pies como profundidad mínima para poder saltarse de clavado.

Es importante vaciar el agua de las piscinas inflables o las de plastico que se venden para niños pequeños inmediatamente después del uso. Un infante o un niño pequeño puede ahogarse en tan poco como una pulgada de agua. Los padres deben desinflarlas o colocarlas de manera que se evite el acumulamiento de lluvia.

Las tinas o cubos de agua de uso para las tareas de casa siempre deben ser vaciadas porque éstas también son un riesgo.