Precauciones con inundaciones

threeColMiddle50

Alimentos

No consuma ningún alimento que haya tenido contacto con aguas negras.

Limpieza y desinfección de su hogar

Cuando la lluvia o aguas negras entran a su hogar, tome medidas para prevenir el crecimiento de moho. Primero, lave las superficies con jabón y agua tibia limpia para eliminar residuos y suciedad. Luego, desinfecte las superficies con cloro. Limpie con una solución de 1 taza cloro líquido por 5 galones de agua. Recuerde:

  • Mantenga sus niños y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya completado la limpieza.
  • Retire y deseche artículos que no pueda lavar ni desinfectar (como colchones, alfombras, almohadillado de alfombras, tapices, muebles tapizados, cosméticos, animales de peluche, juguetes de bebés, almohadas, artículos esponjosos o de goma, libros, revestimientos de paredes y la mayoría de los productos de papel).
  • Retire y deseche los paneles de yeso y los materiales de aislamiento que se hayan contaminado con aguas negras o de la inundación.
  • Realice una limpieza a fondo de todas las superficies sólidas (como pisos, concreto, molduras, muebles metálicos y de madera, mostradores de cocina, electrodomésticos, fregaderos y otras instalaciones de plomería) con agua caliente y detergente de lavandería o de lavar platos.
  • Ayude al proceso de secado con el uso de ventiladores, unidades de aire acondicionado y deshumidificadores.

Vacunación contra el Tétanos

Personas de siete años de edad y mayores con heridas punzantes o cortaduras y que fueron expuestos a agua negras o suciedad pueden estar en riesgo de contraer el tétanos. Estas personas necesitan una vacuna contra el tétanos si no se han vacunado en los últimos diez años. Consulte a su médico de cabecera o el lugar donde recibe atención médica. La exposición a aguas contaminadas sin una lesión en la piel o una herida no es un riesgo de tétanos.

Buena Higiene

  • Mantenga una buena higiene (lavado de manos) después de estar en contacto con las aguas de la inundación. Lave las manos de los niños con frecuencia (siempre antes de cada comida).
  • No permita que los niños jueguen en las zonas con agua de la inundación.
  • No permita que los niños jueguen con juguetes que hayan sido contaminados por el agua de la inundación o no hayan sido desinfectados.